El próximo sábado 8 de julio, a las 18.30 horas, celebraremos un acto público con Marina Albiol (portavoz de Izquierda Plural en el Parlamento europeo), Carlos Sánchez Mato ( concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid) y Alberto Arregui (miembro de la Coordinadora Federal de Izquierda Unida), para debatir la situación en la Unión Europea, sus consecuencias para la clase trabajadora y la posibilidad de una alternativa socialista. Finalmente, se ha podido incorporar al acto la compañera Henar Moreno, Representante de Izquierda Unida en el Secretariado y Comité Ejecutivo del Partido de la Izquierda Europea (PIE).

La Unión Europea, ese entramado económico y político que han forjado las clases dominantes, cada día que pasa se muestra más incompatible con las necesidades de los pueblos de Europa. La razón es sencilla, la UE es un instrumento de dominación y todas sus instituciones están diseñadas para una explotación “ordenada y consensuada” del pueblo trabajador europeo. En este juego la estimulación de los enfrentamientos en líneas nacionales juega un importante papel, nos enfrentan con “la amenaza” de las personas migrantes, que huyen de la miseria y las guerras en las que tanta culpa tienen los poderosos de nuestro continente, y nos enfrentan entre países, para que pensemos que nuestro adversario es la clase obrera de Alemania o de Francia… Pero sabemos, como diría Karl Liebknecht que el enemigo principal de cada pueblo europeo está en su propio país.

Es algo que conocemos bien en el Reino de España, con un Régimen caduco instaurado en el 78; nuestra tarea no es la consigna de “sálvese quien pueda”, sino la de la unidad frente al enemigo común, aquí y en Europa. Sabemos que el Régimen del 78 no es reformable, como también sabemos que la UE no es reformable, y por eso la tarea de la izquierda marxista, aquí y en toda Europa, es defender una alternativa socialista, algo que se puede resumir en pocas palabras: queremos poner los recursos de la sociedad en manos de la mayoría y planificar democráticamente las fuerzas productivas en beneficio de la mayoría, y en esa tarea empeñamos todas nuestras fuerzas. En las calles, barrios y fábricas, en los ayuntamientos y parlamentos, en el propio parlamento europeo, debemos levantar ese programa

¡Construyamos una alternativa socialista!

Descárgate el cartel