OPEN DE TENIS DE MADRID / La derecha se lanza contra Ahora Madrid por denunciar posible prácticas de corrupción

Jordi Escuer, miembro de la Comisión Colegiada de IU Madrid ciudad

artículo publicado en Cuartopoder

La denuncia contra miembros del gobierno de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid por posibles irregularidades en el contrato con la empresa organizadora del Open de Tenis de Madrid, ha desatado una oleada de críticas contra sus promotores: el concejal Carlos Sánchez Mato, la concejala Celia Mayer y la anterior Consejera Delegada de Madrid Destino, Ana Varela. El PP exige a Manuela Carmena su destitución y ha anunciado una querella contra los tres. Ciudadanos también ha puesto el grito en el cielo. Parece que velar por el buen uso del dinero público es una falta inaceptable para ellos y hay que matar al mensajero, al que está tirando de la manta. Y, después de ver los casos de Calle 30 o Mercamadrid tenemos motivos para tomárnoslo en serio.

El PP les acusa de prevaricación por contratar dos despachos de abogados privados para analizar la documentación de los contratos en lugar de haber aprovechado el equipo jurídico de la empresa municipal Madrid Destino. Pero el servicio jurídico del Ayuntamiento se negó dos veces consecutivas a dictaminar sobre este asunto, con lo que no había otra opción.

Y han encontrado irregularidades de calado que se podrían resumir en: falta de transparencia y de control y un incremento injustificado por una gran cantidad de dinero de los pagos que el Ayuntamiento hace a la empresa organizadora, MTP. Actuaciones que podrían constituir un delito. Eso hace que sea obligatorio para los responsables políticos del Ayuntamiento poner los hechos en conocimiento de la autoridad competente: la fiscalía anticorrupción. ¿Alguien puede reprochar que se actúe de ese modo?

 

Lo que nos cuesta el Open de Tenis

Entre 2012 y 2021, si no hay ningún cambio en el actual contrato, el Open de Tenis de Madrid le costará a las arcas municipales 136,1 millones de euros. Según se plantea en la denuncia, en el año 2010 el gasto en este capítulo pasó de unos cinco millones de euros a más de 10, sin la adecuada justificación. Por tanto, estamos hablando de mucho dinero público.

Desde algunos medios, igual que desde el PP y desde Ciudadanos, utilizan el argumento de que el OTM supone una gran cantidad de dinero y empleos para la Comunidad de Madrid. Eso jamás podría servir de justificación para no investigar cualquier posible irregularidad.

Es más, si entramos en ese debate, de qué se gana y qué se pierde con el OTM, los defensores del mal llamado “libre mercado” deberían explicar por qué es necesario subvencionar a una entidad privada para llevar a cabo un negocio. Porque los grandes eventos de tenis son, esencialmente, un gran negocio.

La empresa privada recibe una media de 13,6 millones de euros del erario municipal durante diez años. ¿Es esa es la mejor forma de emplear el dinero público? Según el único estudio que conocemos acerca de los “beneficios” para la ciudad del OTM, éste reportó unos ingresos de 93 millones de euros en 2016, con una creación de 3.713 empleos. Parece muy rentable, a primera vista, aunque muy lejos de la cifra de 8.000 empleos que decía la portavoz de ciudadanos, Begoña Villacis, en una entrevista. ¿Para quién es rentable?

Siguiendo el propio informe, de esos miles de empleos vemos que “permanentes” y “directos” hay sólo 30. El resto de los puestos de trabajo directos son 291, que tienen una duración de 5 meses. En total: 321 empleos directos. El resto son empleos indirectos que, según el estudio, se habrían generado entre los proveedores del evento, y no sabemos la proporción que hay entre empleo estable y precario.

 

Hay alternativa: dinero público para servicios públicos

¿Podría haber usado mejor el Consistorio ese dinero? Con 13,61 millones de euros se podrían haber creado 400 puestos de trabajo indefinidos, en cualquiera de los servicios municipales que hoy tienen una insuficiente plantilla. De 30 a 400 empleos fijos. No sabemos el empleo indirecto que genera el aumento de los servicios, o que 400 familias tengan un salario digno en casa, pero seguro que se puede calcular.

El hecho es que el tenis profesional es, ante todo, un negocio muy rentable para una minoría. Madrid Trophy Promotion SL, lleva tres lustros asociada públicamente al antiguo tenista rumano Ion Tiriac, y vinculada a paraísos fiscales. Es uno de los hombres más ricos del planeta, con una fortuna estimada en más de 2.500 millones de euros. Y, si vamos a los tenistas, un estudio de 2015 mostraba que un 1% de los tenistas top acumula el 62% de los premios del circuito.

No parece en ningún caso de recibo que este negocio se tenga que subvencionar con dinero público, cuando las instalaciones deportivas municipales, que usan la mayoría de los vecinos y vecinas, necesitan muchos más recursos de todo tipo. Y los servicios sociales, la limpieza, etcétera. Si encima se quedan más dinero del que deben… Nos encontramos ante el mismo problema que con el proyecto olímpico, un enorme negocio con financiación pública, mientras el deporte de base languidece.

Claro que no es posible esperar otro comportamiento de un partido, el PP, que ha puesto el erario público al servicio de las grandes empresas privadas y los bancos. Y ni estas empresas ni sus representantes, el PP y Ciudadanos, quieren perder ese negocio bajo ningún concepto. Es más, ambos partidos están de acuerdo en las medidas de recorte de 238 millones de euros que trata de imponer Montoro, a pesar de que el consistorio tiene más ingresos que gastos y paga su deuda puntualmente.

El sistema de poner el dinero público al servicio de los grandes negocios privados es desastroso para la mayoría y beneficia a la minoría más rica. Y, además, es el terreno abonado en el que ha florecido toda la infección de la corrupción.

Al gobierno de Ahora Madrid le cabe el honor de haber tirado de la manta. Hay que defender a los denunciantes con el mismo vigor que PP y Cs defienden a los presuntos implicados. La lucha contra la corrupción es una seña de identidad de Ahora Madrid, no debe haber cuartel para los corruptos y sí todo el apoyo a quienes ponen las tramas de corrupción al descubierto.

A los vecinos y vecinas, a trabajadores y trabajadoras, nos toca movilizarnos para defender nuestros derechos y defender a este Ayuntamiento de los constantes ataques de la derecha y los grandes poderes económicos.